Burgos

El Ayuntamiento de Burgos concedió 830 prestaciones económicas de urgencia social en 2023

El Ayuntamiento de Burgos concedió 830 prestaciones económicas de urgencia social en 2023

A lo largo del pasado año se presentaron 986 solicitudes, un 3,6% más que en el ejercicio anterior

Burgos, 24 de abril de 2024. La Gerencia Municipal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Burgos concedió 830 prestaciones económicas de urgencia social en 2023, lo que supone un aumento del 3,6 por ciento en relación a 2022, según ha expuesto este miércoles su presidenta Andrea Ballesteros.

Durante el pasado año, se presentaron 986 solicitudes a esta convocatoria, de las que se concedieron el 84,2 por ciento, frente al 90 por ciento de la anualidad inmediatamente anterior. Un hecho que Ballesteros ha vinculado al trabajo de información y orientación realizado desde la Gerencia Municipal de Servicios Sociales para acercar las diferentes convocatorias a la ciudadanía.

Pese al incremento experimentado, 2023 fue la segunda anualidad de la última década con una menor cuantía, algo que se relaciona con la pérdida del impacto de la declaración del

estado de alarma por la pandemia y la disminución de las familias preceptoras de Ingreso Mínimo Vital o Renta Garantizada de Ciudadanía y la disminución del número de desempleados.

De las 986 personas solicitantes, el 68,36 por ciento fueron mujeres, un porcentaje algo superior a 2021 (67,20%). Este dato evidencia que es la mujer quien más se moviliza para la cobertura de necesidades del ámbito familiar, así como que las mujeres están teniendo un mayor peso en los sectores sociales en situación de precariedad económica.

Si se atiende a una distribución geográfica, los CEAS que han experimentado una mayor demanda de las prestaciones económicas de urgencia social han sido Julián, Centro-Vadillos y Capiscol, que suman entre los tres el 42,5 por ciento del total.

La memoria de estas prestaciones muestra, además, que a través del Servicio de Urgencia Social (SUS) se han tramitado 3 alojamientos alternativos y gastos de manutención de personas que no están empadronadas.

En cuanto a la tipología de las ayudas concedidas, el mayor número de solicitudes de se corresponde con la atención de necesidades básicas de subsistencia y pago de alquiler.   Se tramitaron 553 prestaciones en el área de necesidades básicas frente a las 500 del

ejercicio anterior, lo que ha supuesto un incremento del 10.5 por ciento. Por otro lado, se tramitaron 341 solicitudes en el área de vivienda, incluyendo en este apartado, además del alquiler y amortización de vivienda, otros aspectos relacionados tanto con los suministros básicos como reparaciones urgentes o electrodomésticos.

En las prestaciones del área de educación, se tramitaron quince solicitudes, mientras que en lo relativo a alojamientos alternativos, que incluyen el pago de centros residenciales privados, se alcanzaron las 37. A todas ellas hay que sumar otras catorce ayudas concedidas dentro del apartado ‘Otros’.

En 2023, se destinaron para las prestaciones ordinarias 842.142 euros, incluyendo las cantidades destinadas a alojamientos alternativos, y 56.722 euros fueron concedidos en el epígrafe de las prestaciones extraordinarias. La Junta de Castilla y León, a través del Acuerdo Marco de cofinanciación de los Servicios Sociales, aportó la cantidad de 664.600 euros.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba