Actos inesperados ocurridos durante la cuarentena

Para nadie es un secreto que a nivel mundial se está viviendo una situación que en realidad ha ocasionado grandes cambios en el estilo de vida, y es necesario aprender aceptar este nuevo estilo de vida, hasta que todo regrese a la normalidad.

Por lo pronto, se ha comenzado a apreciar un poco de flexibilidad en las medidas del confinamiento, pero no olvides mantener tus medidas de prevención, es lo único que te protege a ti y a tu familia.

Pero durante esta pandemia, se pudo apreciar con gran emoción, que siempre el ser humano con un poco de ingenio encuentra la solución para ser feliz con pequeños detalles, de esos que le dibujan una sonrisa a quien esté cerca, como lo hicieron los siguientes actos inesperados.

La boda de Zuleica y Angal en plena cuarentena

La pandemia parecía impedir la felicidad de esta pareja, pero recurrieron a su carta debajo de la manga. Ellos residen en el municipio tinerfeño de Puerto La Cruz, pensaban celebrar su boda el 4 de abril.

Pero cuando oyeron el anuncio del presidente del Gobierno, estado de alarma en todo el país, pensaron que su boda sería un acto imposible. Sin embargo, no lo dudaron y recurrieron a su plan inicial.

El Ayuntamiento de Puerto La Cruz gestionó el acto ciñéndose al Real Decreto, donde indica que las bodas pueden ser celebradas en España, pero evitando aglomeraciones y así fue, esta pareja contrajo matrimonio el viernes 3 de abril de 2020. Una muestra de que todo es posible.

Serenata a su madre en cuarentena

Una chica que fue a visitar a su abuela, en un centro donde está viviendo, pero que están bien resguardadas las instalaciones y quienes viven ahí.

Y lo más bello de esta pequeña reseña, es que encontró a su padre cantándole una serenata a su abuela, estaba en compañía de unos amigos con sus guitarras, y ya que no podían pasar a visitarla, lo hicieron a la antigua, desde el exterior del centro.

Fue un gesto muy hermoso para estos tiempos de pandemia, y que ni esta situación que se vive en la actualidad le impidió a esta abuela que pasara un momento agradable en su cumpleaños.

Hacer ejercicios de un balcón

Siempre en la búsqueda de solución a las situaciones, un instructor de gimnasio, se está encargando de organizar entrenamiento desde la azotea para que los vecinos pudieran pasar momentos, uniéndose a sus clases desde sus balcones.

Esta es una manera de ayudar a la población a sobre llevar estos difíciles momentos, hacer un aporte a la salud, así como el cerrajero lo hacer por la seguridad, y ni hablar de la genialidad de la humanidad.

Un cartero se disfraza para animar a la gente

Jon Matson es un cartero se las inventó para que sus vecinos no pierdan su sonrisa durante la cuarentena, pero es de admirar.

Se trata del cartero del área de Boldón, en el noroeste del Reino Unido, se ha dedicado a repartir el correo disfrazado de diferentes maneras, porque la idea es obtener una sonrisa de sus vecinos, para así hacer más llevadero el confinamiento.

Es muy agradable, que a pesar de la situación de incertidumbre que se experimenta en el mundo entero, las personas mantienen su buen ánimo, y la gente lo quiere ver, para responder con una gran sonrisa.

error: Content is protected !!